Accés

Categories

Running minimalista / descalzo

Estoy desconectado, inactivo, en el dique seco, o como lo queráis llamar, pero esto no ha hecho que me dejen de gustar las zapatillas.

Para mi disgusto – y para alegría de algunos – el número de modelos e incluso de marcas, y sus precios no paran de crecer. Algo que es positivo a priori, pero puede suponer un problema si empiezas a correr, o simplemente deseas cambiar de equipamiento.

CorreCATagafo no está, de momento, entre los clubs afortunados que hacen de conejillos de indias de las marcas o a los que estas se dirigen para preguntar la opinión de los usuarios de “base”.

Por este motivo y para limitar el impacto en la economía del club he tenido que centrar mi “investigación” en una nueva tendencia que – como sucede en el mundo del running – tiene firmes defensores y acérrimos detractores: Correr descalzo o con zapatillas planas o casi planas que la mayoría de las marcas denominan “minimal”. En el mundo anglosajón: barefoot running y mimimalism running.

No es la intención de este artículo posicionarse a favor o en contra de dicha tendencia, sino introducir de forma NO exhaustiva opiniones a favor y en contra, estudios científicos que se han realizado y testimonios de runners que lo han probado.

La historia reciente del atletismo mundial nos ha dado ejemplo de corredores que usando a veces técnicas de carrera que diferían de aquellos que corrían calzados han destacado e incluso se han convertido en leyenda como el Etíope Bikila. Para ver una lista de ilustres corredores de varias distancias os recomiendo visitar la Wikipedia.

Lornah Kiplagat during FBK Games 2007

Author Erik van Leeuwen

A principios de este siglo es cuando comienza a ganar adeptos en la comunidad runner, (o corredor aficionado para no utilizar una palabra que me molesta profundamente en lo cotidiano). Obviamente el inicio de esta tendencia son los EEUU donde aparecen los primeros clubs, los primeros libros sobre la materia y los primeros “illuminati” capaces de hazañas como correr 50 maratones. (Más Wikipedia).

Dese el punto de vista médico y científico las ventajas del “minimalismo” se describen en el libro de 2009 “born to run” y en un estudio realizado a los Kalenjin keniatas (si, si lo he escrito bien son pastores de rebaños que a parte de ser muy altos corren mucho y bien).

Las zapatillas actuales con sus sistemas de amortiguación, guiado de la pisada y sujeción del pie aparecieron a mediados de los 70 con la popularización del jogging y en su desarrollo – sobre todo si hacemos caso a las marcas- han estado involucrados biomecánicos, ortopedistas y podólogos. La función principal de todos los diferentes sistemas utilizados es la “amortiguación” que protege las articulaciones y las estructuras óseas de los impactos que sufre el corredor al despegar y aterrizar de la superficie sobre la que corre.  Con el paso del tiempo se empezaron a diseñar e introducir materiales que permitían que se recuperara parte de la energía en forma de “rebote” lo que ayudaba al corredor en el avance.

En esencia correr descalzo o con calzado minimalista aprovecha la biomecánica natural del pie y resto del sistema locomotor humano de manera más eficiente. El arco se reduce en longitud lo que hace que la musculatura de los pies este más “entrenada” y prevenga lesiones o molestias que sufren los corredores que calzan zapatillas. La posición del cuerpo en la carrera es diferente y el aterrizaje se realiza sobre la zona media del pie y no sobre el talón, lo que reporta ventajas de rendimiento (menos consumo de oxígenos y cansancio) y permite evitar lesiones en tobillos, fascia plantar y otras típicas de los corredores que usan calzado.

Pero estas afirmaciones no han sido lo suficientemente contrastadas por estudios científicos / médicos. De hecho hay tribus africanas que corren descalzas pero con una técnica similar a aquellos que calzamos zapatillas (es decir impactamos con el talón)

La asociación americana de podólogos advierte sobre esto y llama a la cautela a aquellos que tentados por la novedad, la publicidad de las marcas, o por estar a la última quieren formar parte (como clientes) de un negocio que en usa supone casi 2000 millones de dólares. Varias marcas aseguraban que sus nuevas zapatillas aportaban ventajas que no fueron capaces de demostrar y tuvieron que retirar las afirmaciones por orden de un juez.

Un punto en el que parece ser que hay unanimidad entre partidarios de ir calzado o no calzado / minimalista, es que se requiere un periodo de adaptación más o menos largo en función de diversos factores. Curiosamente mientras más tiempo se lleva corriendo calzados más larga es la adaptación.

Otro tema a tener en cuenta – para mi capital – es que ir totalmente descalzo tiene muchas desventajas como cortes, rozamientos, etc. Y que debería desanimar a muchos.

A título individual considero difícil de mantener el doble discurso que utilizan las marcas (algunas) que por una parte consideran milagrosos sus sistemas anti-pronación y por otra parte tiene una gama con zapatillas de “drop 0” (sin tacón) y que – según ellos – han sido diseñadas para un “nuevo running más natural-. Evidentemente son "estrategias que persiguen más ventas y son totalmente lícitas, pero dejan una duda y predisponen al posicionamiento, SON EXCLUYENTES y generadoras de estúpidas polémicas a veces".

Por falta de tiempo, dinero y espacio (en mi colección) solo he podido probar unas ASICS Volt 33 (33 huesos en el pie) y las he notado similares a las llamadas “voladoras” peso muy contenido, poco “drop” y preocupante fatiga de su material de la mediasuela a los 75 kilometros.  Corriendo con plantillas ortopédicas y sin ellas he notado diferencia – me es imposible sentirme cómodo aterrizando con la parte central del pie llevando las plantillas – y “si internalizas” la nueva postura que requiere el minimal se llega a “un nirvana” en el que se percibe menos esfuerzo para el mismo ritmo a costa de un cansancio mayor post ejercicio (evidentemente solicitando músculos no entrenados no se puede esperar otra cosa). 

Para finalizar después de leer a defensores, detractores y los diferentes estudios médico / científicos: puede ser una opción más para quien quiera probarlas y ser consciente del periodo de adaptación y la modificación en la técnica de carrera utilizada (que a priori esta aceptada como más eficiente para reducir fatiga y gasto de energía). Pero es conveniente consultar con un podólogo o traumatólogo que en función de nuestro historial puede aconsejarnos si es prudente probar.

Referencias

Wikipedia

http://en.wikipedia.org/wiki/Barefoot_running

http://en.wikipedia.org/wiki/Illuminati

Universidad de Hardvard  - Biomecánica de la carrera

http://barefootrunning.fas.harvard.edu/

El autor de Born to run -

http://www.chrismcdougall.com/blog/

La transición / adaptación

http://www.cualquierapuedehacerlo.es/

http://running.competitor.com/2013/01/training/safely-transitioning-to-a-minimalist-running-shoe_64030

http://www.cualquierapuedehacerlo.es/barefoot-como-se-pisa/

Otras opiniones / estudios

http://articles.washingtonpost.com/2013-01-21/national/36472772_1_minimalist-shoes-forefoot-strike-heel-strike

http://articles.washingtonpost.com/2009-10-13/opinions/36900430_1_shoes-orthotics-copper-canyons

Zapas

http://www.foroatletismo.com/zapatillas/minimalistas/

http://www.foroatletismo.com/zapatillas/asics-33-minimalist-collection/

Escriure un comentari


Códi de seguretat
Actualitzar