Accés

Categories

MARATON 2013, SONRISAS Y LAGRIMAS

El 24 de abril de 2005, hace 8 años, y tras acabar mi primera maratón mi suegro y culpable de que yo esté en esto me dijo “si te preparas bien, por tu edad y condiciones puedes llegar a bajar de 3 horas” aquello me pareció una locura, estaba con dolores y agujetas y sin ganas de correr más… 8 años mas tarde y con 4 maratones mas en las piernas, un ironman y una ultratrail se cumplió, 2.57.53, esta es la crónica.

Tras dos ediciones de la maratón acompañando amigos a estrenarse o mejorar marca todos mis amigos del running y mi suegro me dicen que toca bajar de 3 horas, la empresa no es fácil y además se produce la baja de Estanis ya en los últimos meses de 2012 derivado de problemas en la rodilla.

Todos los meses voy incrementando kilómetros siempre desde noviembre superando los 200 al mes, empiezo las series en noviembre y en diciembre las tiradas de 30 kms.

Voy arrastrando molestias intermitentes en la rodilla izquierda que por vicio en la pisada para evitar el dolor se trasladan a isquio y gemelo de la misma pierna. En enero estreno zapatillas, Mizuno Wave Laser, y dejo atrás la hegemonía New Balance y las molestias en rodilla, isquio, gemelo izquierdo… ¡eureka! ¡Qué importante es correr con unas zapatillas que amortigüen bien! ¡Qué importante es cambiar las zapatillas cuando toca y no apurar demasiado!

La decisión de atacar o no el sub 3 la tomo tras la media maratón de Barcelona, me sale la media de mi vida 1.25.12 (a 4.03 min/km), tras arriesgar siguiendo a la liebre de 1.25. bajo mi marca más de cuatro minutos y medio.

Durante estos meses ayudo a preparar la maratón a un amigo de mi pueblo, Tato, y a Pere y Carles de Sant Miquel. Tato y Pere se estrenarán. Se va creando el espíritu maratón no solo con ellos sino también con David, Enric, Santi, Jordi, Toni… se respira maratón en el Club.

Después de muchas semanas, meses, esperando y preparando con ahínco e ilusión la gran prueba ha llegado el gran día. Muchos sacrificios por el camino, personales y familiares, para preparar la prueba, la reina del atletismo, los 42 km. en que desde el primero al último todos los finishers son ganadores.

No todas las noticias son buenas, el boss, David, se fractura el tobillo a diez días de la prueba y no lo descubre hasta 48 horas antes cuando ve que no baja la inflamación, que el fisio no puede hacer más y que duele mucho. No hay palabras para expresar la sensación de impotencia, toca estar a su lado, correr por él. Es una pena porque contaba con él a mi lado, era el que mejor se había preparado y más ilusión había depositado tras dos años aciagos.

Y llego el gran día, me cuesta dormir, he de reconocer que he cuidado los detalles finales igual que en el Ironman, con total precisión y sin dejar nada al azar. La preparación ha sido perfecta y solo superada por el Ironman, respecto a 2010 mi último maratón compitiendo (el de 3.07) desde septiembre he hecho casi un 19% mas de kilómetros. Las familias ya están organizadas para seguirnos por todo Barcelona.

El despertador suena a las 6, pan tostado con aceite, un zumo de naranja, un plátano y un café. A las 6.50 pasa Tato a buscarme. Está lloviendo pero al rato de arrancar las motos y entrando en Barcelona cesa. Son las 7.15 hemos quedado los del Club para las fotos y Pere.  Guardarropa un desastre, es alucinante tener que cambiarse en la calle medio lloviendo, son las consecuencias del Madrid Arena. Una meadita, y nos despedimos de los colegas, últimos consejos a Tato “regula mucho y a partir del 37 lo das todo, en la primera maratón toca disfrutar no tienes marca que superar, la presión es mía”.

Ya en el cajón poco espacio para calentar o trotar. Al final decido salir con Enric aunque no me cebare con sus ritmos, él atacará el 2.55  y yo bajar de 3, son dos batallas distintas. Nos deseamos suerte.

Ya no llueve, cielo cubierto, temperatura sobre los 10/11 grados, suelo mojado y en alguna zona resbaladizo. No corre el viento. Edu una vez más, nuestro meteorólogo vuelve a clavar el tiempo. Día ideal para correr.

10,9,8…. Cuenta atrás, salen los silla de ruedas, la elite y a los dos minutos nosotros, suena por megafonía la canción de “Barcelona” de Freddie y Caballe, pelos de punta. Al reloj gps le cuesta arrancar 2 o 3 segundos. Al salir en el segundo cajón la salida es rápida y no estamos muy concentrados tantos corredores por metro cuadrado como más atrás si ocurrirá seguro. En nuestro cajón no hay liebres de sub 3, solo de 2.45 así que tendré que gestionar mi carrera sin ayuda de nadie que me controle o facilite ritmos. Salgo con Enric juntos y con la idea de coger pronto el ritmo pero no acelerarnos demasiado, hasta el kilómetro 7,5 toca subir con especial relevancia en Numancia y la subida de la Masia. Más de una ocasión freno las intenciones de Enric que con las piernas frescas nos aceleramos demasiado. Vamos conversando pero intento no abusar manteniendo la concentración y guardando fuerzas. Primeros 5 kilómetros a 4.08 min/km. Enric se cruza con mucha gente conocida tanto corredores como público. Marc de Antonio del Club y que sigue la carrera en bici nos mete algún grito.

En Avenida de Madrid y Travesera varias imágenes muy curiosas sobre todo los japoneses arrastrando sus troleis seguramente buscando taxis para ir al aeropuerto, un invidente acompañado por un vidente y “atados” por el brazo, dos corredores llevando a un minusválido psíquico en una silla de ruedas convencional, emocionante.

Bordeando el Camp Nou veo una camiseta conocida, se trata de Julio de CEM (el club de El Papiol), no aumento el ritmo pero poco a poco le vamos cogiendo, estoy preocupado porque vamos más rápido que mi plan estratégico y no quiero pagarlo más tarde. Decido aguantar con Enric algún kilometro mas pero dejarle irse. Cuando veo que vamos a 3.50 o menos le corrijo. Pronto hacemos grupo con Julio y les animo a que tiren ellos ya que ambos tienen el objetivo de 2.55, la mía es otra guerra y tengo que ir con la calculadora.

Tras bajar por la Diagonal durante casi 2 kilómetros cogemos Avenida Sarria, kilómetros fáciles. Enric tira para adelante y a Julio le veo muy conservador y controlando tiempos en todo momento, decido seguir con él algún kilometro más. Enric se va poco a poco bajando por Sarria. En el kilómetro 10 pasamos en 41.12, segundo 5.000 en 20.33 a 4.06, París con Berlin.

Se suceden los avituallamientos e intento beber o mojarme los labios en todos. Como era de esperar el ambiente de público un lujo y en muchos momentos piel de gallina al oír sus gritos, sus palmas y apoyo. Julio me frena el ritmo en varios momentos, el viernes le había comentado mi objetivo y mis marcas y me comento que iba muy justo para sub 3. Así que atiendo sus consejos y me suelto un poco el ritmo.

Pasado el Km 11 llegamos por calle Tarragona de nuevo hacia Plaza de España, antes bordeamos el Parc de Escorxador o Joan Miro donde me he dejado la piel unos cuantos lunes con Xavi en las series de 1000, 2000 y 3000. Ambientazo, zona vallada. Ya estamos en Gran vía y con tendencia a bajar, empiezan las animaciones musicales, al final de Gran Vía llegamos a Paseo de Gracia donde estará Mayte y Maribel (mujer de Tato), kilómetro 14. He dejado a Julio una cierta distancia y me he relajado no controlo la misma pero no se me va y sigo según mis sensaciones, consulto cada 5 kilómetros la pulsera de Tato para ver la desviación que llevo ya que el GPS desde el principio me marca de mas, como para fiarse mucho, aunque es una referencia.

Emocionante ver a la familia aunque no ha llegado mi hija Paula y mi suegro, Manolo, aún. Están exactamente donde me dijeron que estarían (siempre a la derecha). A estas velocidades no da tiempo a mucho.

Bonita subida por Paseo de Gracia muy plagado de gente animando. Casa Battlo, Pedrera, La Bolsa, tiendas de moda….giramos en Rosello y voy en paralelo con Julio, allí están vecinos del pueblo. Creo que nadie me espera con él y se sorprenden todos. Es momento del primer gel y ayudar a su digestión con agua pero sin pasarme para evitar el flato.

Con frecuencia pienso en Tato, Carles y Pere y los ritmos que estarán llevando. Me siento en parte responsable de ellos. El kilómetro 15 lo paso con 1.02.17, ultimo 5.000 en 21.06 a 4.13. El más lento pero contento porque me encuentro muy entero y siguiendo la línea azul. Llevo 45 segundos de adelanto sobre el ritmo previsto. Bajamos por Sardenya, pasado el 16, gritos de Jose y Lluis del Club que están siguiendo la prueba como espectadores. Estamos delante de la celestial Sagrada Familia, por mucho que mires hacia arriba sus torres se pierden en el cielo. Julio en varios momentos me hace gestos con la mano que reduzca.

Valencia dirección Meridiana y buscando el ecuador de la prueba, por momentos los kilómetros pasan rápido y sin casi tiempo para darme cuenta. Eso es buena señal.

Giro en Meridiana y veo a Paula que en seguida me empieza a aplaudir, a mi suegro le tengo que echar un grito porque ni me ha identificado. Subiremos dos kilómetros y volveremos a bajar para coger Valencia otra vez rumbo Besos. La carrera está muy lanzada y mientras subimos bajan las primeras féminas y el grupo de sub 2.45, estos no tocan el suelo, vuelan!!!!.

Media maratón en 1.27.29, un minuto de mejora respecto a mi tiempo objetivo de 1.28.30, media de 4.09 min/km. He pasado a Julio y ya no pararé, a muerte con mi plan y si muero, muero con él. Camino del 22 me cruzo con los corredores que van camino del 20 y busco caras conocidas, sobre todo a Tato y aunque no le veo si logro reconocer entre ellas Lluis, Santi y Toni del Club y Dani y Sergi de El Papiol. Giro en Valencia y Mayte, Paula, David y Manolo me animan, botella de Recuperation que había preparado esta mañana, sales para recuperar.

Empieza de nuevo a llover, pero no cala, la carrera está suficientemente avanzada para tener muchos espacios para correr con soltura y sin aglomeraciones. La densidad de corredores no es la misma en sub 3 que en tiempos superiores. Ya se empieza a ver gente reduciendo ritmos. Felipe II y Gran Vía. No subir el puente Calatrava se agradece, hay que ahorrar fuerzas.

Conozco casi de memoria el recorrido muy similar a las otras 4 ediciones que lo he corrido y he visualizado el mismo en muchas ocasiones. Paso el 25, Rambla Prim, en 1.43.42, ultimo 5.000 en 20.39 a 4.08 min/km, mi segundo mejor 5.000. Llevo de adelanto 1 minuto 18 segundos respecto a mi pulsera, tiempo habrá de empezar a administrarlo. Encaramos la Diagonal dirección Torre Agbar, 5 kilómetros entre subir y bajar. Voy tirando de gemelos para impulsarme y mantener el ritmo. Muy monótono en sí el trayecto, el cansancio empieza a hacer acto de presencia y distraigo los pensamientos, no se trata de pensamientos negativos sino de cálculos reales de posibilidades y analizar mi estado general para afrontar el final del reto, la parte decisiva de la carrera. Ya en Diagonal me cruzo con Víctor Gonzalo (ex ciclista y mentor del equipo Victor Go y de deportistas como Luis Enrique o Rafa Jofresa) que le saludo y me reconoce.

Antes de llegar a Torre Agbar está Xavi Puig que le canto que voy un poco adelantado, ya está preparado para irse al 35 para tirar de mí. Unos metros más adelante esta Mayte, Manolo y los niños. Giramos en Torre Agbar bajo un griterío ensordecedor y la música de Rocky. Bajando de nuevo me espera para animarme mi familia, les digo que voy bien y choco la mano con Paula. Ha dejado de llover, aunque el suelo está mojado y resbala algo no hay charcos como para calarse las zapatillas.

Paso por el kilómetro 30 en 2.04.43, ultimo 5.000 en 21.02, no es el más lento, bien. A 4.10 min/km. Mantengo mi renta. Me quedan 12 kilómetros y poco y tengo casi 55 minutos, antes de la carrera ya hubiera firmado esto, llegar aquí con esta renta, ya pienso que si no hay un “derrumbe” lo conseguiré, estoy cansado pero creo que puedo administrar bien mi renta.

Llegamos a la zona más aburrida y tediosa tras girar en Diagonal Mar hacia Passeig Taulat, ya estamos de vuelta, kilómetro 31. Dicen que la maratón comienza aquí cuando quedan 10 kilómetros que es la típica salida de entreno de los runners, en cierto modo es así porque aquí te juegas la carrera. Más solos que la una, zona abierta sin edificios y contra el viento, llegamos a la Avenida Litoral, en el 32 Albert Gaspa espera un amigo para hacerle de liebre sub 3, otra vez Víctor me echa un grito y acelero el paso. Esta zona, al pasar por la misma en la Media Maratón de hace un mes, me la conozco bien, hay que llegar a las Torres Mapfre sin ceder el paso, será una pequeña victoria. Desde hace unos kilómetros, especialmente tras la media y en mas medida a partir del 30 cada vez voy pasando más gente, no aguantan y se empiezan a ver corredores con problemas, que se paran, que se tocan los isquios, gemelos… egoístamente esto te anima porque ya no vas con alegría pero no estás tan mal, vamos justos pero todavía queda algo.

La sensación no es de un dolor concreto ni un problema de cardio por el ritmo, la sensación es cansancio general, como si estuviera a punto de entrar en reserva, llámese en el argot de los maratonianos “el muro”. Se acaban las reservas de glucógeno y el cuerpo empieza a tirar de grasa. Gracias al trabajo, las tiradas largas, los geles y sales no llega el desfallecimiento y en el parcial del 35 solo perderé 31 segundos respecto al último 5.000, 2.26.15 en 21.33 a 4:17 min/km. Sigo teniendo mucho cojín.

           

Estamos subiendo por Marina y antes de girar por Pujades me coge Xavi, él será mi liebre los últimos 7 kilómetros. Me pregunta mi estado general, me pregunta por mi primer 5.000 y el mal tiempo que he hecho –me extraño- y se pone a explicarme que tengo a Enric en 30 segundos y que Oscar iba justito en el 35. Hablo poco, prefiero callar y dedicar mi concentración a correr y mantener el ritmo sin bajarlo excesivamente. Nueva botella de sales, Recuperation. Arco de Triunfo y la verdad no lo disfruto como se merece, no voy tan bien y Xavi tira con fuerza y voy haciendo la goma para no quedarme, mi ritmo natural ya no es 4.10, en el momento que pierdo la concentración me voy por encima de 4.20. Miro el reloj e intento corregir. Xavi se da cuenta varias veces y suaviza el ritmo ligeramente y me da ánimos. No identifico a nadie en Arco de Triunfo y en teoría en este punto estarían amigos y familiares de Tato que me conocen.

Voy pensando en llegar a Ronda Sant Pere, mientras tomo el último gel de cafeína y bebo algo para digerirlo poco a poco, para ver a mi familia porque seguro que me ayuda a recuperar un poco el aliento. No es así, pasados el 37 giramos por Plaza Catalunya buscando Puerta del Angel, buena zona para recuperar un poco con la ligera pendiente de bajada. Xavi también se extraña de no verlos, en el momento que pierdes un tren de metro pierdes el ritmo de carrera, no habrán llegado.

Llegamos al 38, Catedral de Barcelona, y miro al crono, le digo a Xavi que si no pasa nada malo lo hemos conseguido, quedan 4 kilómetros y poco más de 20 minutos para llegar a las 3 horas. Cogemos a Vía Layetana también en ligera pendiente hacia Paseo Colon. Entre unas cosas y otras este kilometro lo hacemos en 4.06. Buena señal. Me he recuperado, durante los momentos malos me he visto como Xavi hace un año y mas o menos por la misma zona cuando Estanis y yo tirábamos de él y no podía con su alma hasta que desfalleció en Princesa subiendo hasta San Jaume, la verdad es que eliminar este tramo aunque mágico convierte la carrera en más rápida. He sabido sufrir, lo peor ya ha pasado, sé que llego, que voy a conseguirlo.

Pasado el 39 empiezo a decirle a Xavi que echo de menos a mi lado a Estanis y David, que ha sido duro, sobre todo a partir del 26 pero casi 13 kilómetros mas tarde ya huelo las mieles del éxito.

Entramos en Paralelo, poco más de dos kilómetros para la gloria, el crono marca 2:48:03 (21.48 a 4.21 min/km), casi 12 minutos para hacer 2 kilómetros y pico. Está hecho. Yo quería llegar a este punto entre 2.50 y 2.51 para tener opciones reales de éxito y la realidad es que llego con mucho margen, he consumido algo del colchón pero casi nada. No hace falta forzar nada o poner más al límite al cuerpo de lo que va no vaya a ser que me rompa, puedo empezar a disfrutar lo conseguido.

Paralelo se hace largo, sin tener mucha pendiente 1,6% al final cuesta y no alcanzas a ver el final en los Pabellones de la Fira y la Plaza de España. Estoy sufriendo y he sufrido pero creía que me iba  a costar más, iba preparado y mentalizado para sufrir mucho mas, he perdido tiempo en los últimos 10 kms pero no ha sido mas de 10-15 segundos por kilómetro. La parte final de la carrera se me ha hecho muy larga.

Antes de llegar a Plaza de España empieza el vallado final, Xavi saca la cámara y sin avisar se pone a grabar y pedirme unas palabras. Sin incrementar el ritmo no dejo de pasar gente, algunos también me han pasado pero tengo ritmo en las piernas, un gemelo me da un aviso pero regulo. Últimos 200 m, kilómetro 42. En la curva de meta me abro buscando a Mayte para coger a los niños, esta fiesta es de todos pero no están, no es normal, no paro, sigo un pelín chafado interiormente.

Miro adelante y viendo en el crono 2:59 y… me entra la locura, la misma de siempre, gritar, lanzar el puño al aire, abrir los brazos en símbolo de victoria, felicidad total, me siento como si estuviera ganando la carrera, reduzco un poco el paso para disfrutar el momento, de nuevo se oye Rocky…. Suena la alfombra al pasar el chip y el reloj marca 2.59.55, mí tiempo real 2.57.53, las piernas se paran, cara de felicidad total.

Cuando levanto la vista, Xavi sigue grabando y aparece por allí un tal Josef Ajram que ha entrado a mi par (su primer sub 3), foto juntos. Poco a poco abandonamos la zona de meta, vemos a Enric que ha entrado 50 segundos antes. Fotos. Xavi empieza a mandar whasapp con David que desde casa sigue la carrera on line.

No me encuentro nada mal, ando y subo escaleras sin cojera ni importante dolor, de cardio me he recuperado muy rápido creo que en la carrera en ningún momento he forzado. Antes de despedirme y agradecerle a Xavi su gran trabajo podemos hablar con Mayte han llegado tarde por un minuto, ooohhhhhh.

Me voy al pabellón, con esos ritmos casi no hay nadie y me cambio entero antes de salir y despedirme de Enric y su familia. Me encuentro con Santi y Jordi que han hecho 3.26, Santi que ha debutado no puede con su vida.

  

Por fin al lado de la fuente mágica de Montjuic me encuentro con Mayte, David, Paula y Manolo. Besos, fotos y felicitaciones. Cada vez hay más gente en la zona entre todos los anónimos y doble campeón del mundo de maratón, Abel Antón ni más ni menos, foto con él y mi suegro (a ver si se me pega algo de estas estrellas) e intercambio de palabras, que buen tío se le ve. Me voy a la moto y mientras estiro aparece Tato, pedazo de abrazo de felicidad. 3.28 ¡qué crack!

Encuentro de todas las familias, alegría total. Vamos a por el coche de Mayte a Paseo de Gracias y nos organizamos. Nos despedimos de Manolo y a comprar con Tato algo de comida rápida al Kentucky y postre al Forn para comer todos juntos.

Todavía sigue entrando gente, casi 4 horas y 50. Así hasta que entren los 14.778 finishers entre sonrisas y lágrimas,

Había llegado el momento y sin un plan muy científico y siguiendo mi propia experiencia, cosas de aquí y de allá y los consejos de mi suegro, amigo y mentor Manuel Sanchez lo he conseguido. Seguro que hay muchas maneras de hacerlo pero esta es y será siempre la mía, no solo aquí también en Ironman, Ultratrail…

Este maratón es también de Estanis (era nuestro intento), David (¡volverás!) y Ricardo.

Muy orgulloso de mi equipo que todos acabaron y con grandes marcas y sensaciones y en especial de mis tres chicos, mis “pupilos”; Tato superstar, Pere que ha hecho el mejor debut en maratón de todo el grupo San Miquel (salvo Estanis, Oscar y yo) 3.58 y Carles, el espíritu y alma de Sant Miquel, todo generosidad y amor a correr. Fue un lujo preparar y compartir este viaje, quedan muchos y seguro que juntos y por qué no tambien como CorreCatagafo.

Nota: falta Albert Garcia que hizo 3.28 y corrió como trabajador de Zurich.


Llevo 6 maratones, 4 compitiendo y 2 acompañando, los últimos 4 seguidos.

2005 – 3,39 Madrid

2007 – 3.27 Barcelona

2010 – 3.07.54 Barcelona

2011 – 4.10 Barcelona acompañando a Ricado y Gina, año Ironman.

2012 – 3.36 Barcelona acompañando y grabando con Estanis a Xavi en el intento sub 3.30, año ultratrail.

2013 – 2.57.53 Barcelona, mmp, a 4.13 min/km.

Dejo la Maratón en su versión competición, ritmos y demás, toca disfrutar, toca descanso ¿volver a correrla? Seguro que sí pero como pronto en dos años pero esta vez la fecha la pone D. Manuel Sanchez, sería un lujo poder acompañarle en la última a sus 70, se lo merece.

Los sueños si crees en ellos a veces se hacen realidad.

Os dejo link del video que me grabo Xavi:

Entrada de Pedro 2:57:53 / Maratón de Barcelona 2013 

Escriure un comentari


Códi de seguretat
Actualitzar